Twitter está de experimentos

¿Una mejora de producto o una estrategia de marketing? Twitter, la compañía de microblogging creada en 2006 y afincada en San Francisco, California, comenzó su andadura con la idea de publicar mensajes con un máximo de 140 caracteres, llamados tweets, y se hizo mundialmente famosa.

Sin embargo no ha sabido mantener ese boom inicial que la posicionó como una de las redes sociales más importantes cediendo espacio a Facebook y al nuevo gigante que arrasa, Instagram.
Actualmente cuenta con 319 millones de usuarios y, aunque acusa pérdidas de usuarios cada año, se mantiene a flote ya que sigue siendo una de las vías más utilizadas por políticos, programas de televisión y otros servicios para establecer un diálogo con los consumidores.

Después de años sin apenas hacer ruido, todos los medios se hacen eco del anuncio que ha hecho la compañía sobre un experimento que ha iniciado por el que un número reducido de usuarios a nivel global tendrá la oportunidad de escribir tuits de hasta 280 caracteres, es decir, el doble de lo permitido hasta ahora.

¿Una mejora del producto o una estrategia de marketing?
La pregunta que nos viene a todos los usuarios de esta red social a la cabeza es la misma, ¿por qué ahora? Han pasado 11 años del lanzamiento de Twitter, tiempo más que suficiente para acostumbrar a los tuiteros a comprimir sus mensajes en tan solo 140 caracteres, lo que nos ha obligado a ser más concisos y sintetizar una idea en apenas unas palabras; aunque también a cometer alguna falta de ortografía que otra para ahorrar espacio con ejemplos como: “qe” o incluso “q” en lugar de “que”.

Por tanto, ¿qué nos quieren decir con este experimento? ¿Se trata de una posible mejora de producto? ¿o quizá tan solo de una estrategia de marketing para volver a estar en boca de todos y recordarnos que siguen ahí?

Aliza Rosen, Product Manager, y Ikuhiro Ihara, Senior Software Engineer, han explicado en un comunicado que lo que Twitter pretende con este experimento es que “todas las personas alrededor del mundo puedan expresarse de manera sencilla”. 

Esto tiene una explicación y es que, idiomas como el japonés, el coreano o el chino pueden transmitir casi el doble de información en un caracter que otros idiomas como el inglés, el francés o el español. A esta conclusión se ha llegado tras haber realizado un estudio interno cuyas conclusiones han sido que tan solo el 0,4% de los tuits en japonés alcanza los 140 caracteres, mientras que en inglés lo hace el 9%.

¿Quién puede escribir con 280 caracteres?
De momento el experimento cuenta con la participación de un grupo de usuarios de países donde los usuarios se ven obligados a comprimir ideas, como los anteriormente mencionados, por lo que los adictos a Twitter amanecieron ayer con la ilusión o la indignación de haber o no sido uno de los elegidos.

Mientras tanto los usuarios, como no podía ser de otra manera, han utilizado el sentido del humor (en 140 caracteres eso sí) y han dado también, ¿os extraña? un poquito de caña al equipo de Twitter aludiendo a la gran necesidad de permitir que se puedan editar los tuits.

Esperando a la decisión de Twitter sobre este experimento lo que está claro que han conseguido, ya sea estratégicamente o de forma colateral es darle un empujón a la red social y tenernos más #conectados que nunca.

Si quieres saber más sobre Marketing Digital y Redes Sociales visita nuestra web y consulta a nuestro equipo de expertos.

Si quieres saber más sobre Redes Sociales visita nuestra web y consulta a nuestro equipo de expertos.

Síguenos en:

PDI Consultores

Related Posts