Influencer Marketing, la nueva estrategia de marca

Si hay una palabra que se repite miles de veces al día es la de Influencer pero, ¿qué significa exactamente?

Un influencer es lo que denominaríamos en español como un “influenciador”, es decir, una persona que influye en otras y tiene una gran capacidad de persuasión entre sus seguidores. A raíz de los influencers nacen los microinfluencers quienes tienen la peculiaridad de contar con un alto grado de especialización de en un sector y en torno a 1.000-10.000 seguidores.

Aunque la comunidad de un influencer es más grande, también resulta más heterogénea, razón por la cual algunas marcas llevan a cabo estrategias con microinfluencers para llegar a mercados masivos, como por ejemplo Chanel o Louis Vuitton.

Entonces, ¿cómo sabemos cuándo tenemos que erigir una estrategia con influencers y cuándo una con microinfluencers? La principal diferencia radica en el objetivo que tengamos en la empresa, así un influencer es un reclamo para marcas con más presupuesto que quieren aumentar el impacto de sus campañas, eso sí, hay que elegir a uno que sea afín con los valores de tu marca. La clave es basar la colaboración en un pretexto creativo, que cuente con un buen storytelling, para que no parezca un fin demasiado comercial.

Un microinfluencer, sin embargo, es perfecto si tu empresa es más pequeña y está especializada en un nicho de mercado en concreto. La ventaja de los microinfluencers es que su audiencia es muy fiel y convierten mejor que los influencers, a pesar de tener menos seguidores y, por tanto, llegar a menos personas.

La estrategia a realizar con influencers puede ser puntual, si hablamos de una campaña en un momento concreto, o formar parte de la estrategia de marketing de la empresa, si es una colaboración mantenida en el tiempo.

La clave a la hora de trabajar con influencers y microinfluencers es seleccionar a aquellos que realmente son afines a los valores de tu marca y, por tanto, la representan de la mejor manera posible.

Otra de las ventajas que tiene trabajar con influencers es que, especialmente para los millenials, es la clave para consumir un contenido. La llamada generación Z no soporta los anuncios, sin embargo es mucho más proclive a consumir un contenido avalado por un influencer, tal y como atestigua un estudio elaborado por Fullscreen y MediaScience.

Este estudio, realizado a un grupo de jóvenes de entre 13 y 24 años, muestra que “el contenido de los influencers ofrece la misma emoción que el televisivo, mayor atención que el pre-roll y un impacto más fuerte con la marca que sugiere un nivel de conexión más profundo entre audiencia y formato”.

Si quieres saber más sobre Marketing Digital visita nuestra página web o consulta a nuestro equipo de expertos en marketing@pdi.es

Síguenos en Linkedin | Twitter | Facebook | Instagram | Youtube

PDI Consultores

Related Posts